domingo, 22 de octubre de 2017

Y caí







Pero hay muchas maneras de sentir el abandono... y el desprecio. Basta un minuto; a veces, basta una mirada para lastimar un corazón.


                                        Gonzalo Torrente Ballester 







 Y caí rendida
en tu abrazo vacío,
en tus brazos,
que ya no me sostenían.

Y no te de dije
que en mi corazón 
se abrió un agujero negro,
que cada vez que me miraba
en tus ojos,
el agujero se hacia más grande
y profundo.

Me estreché con más fuerza a ti,
me quedé callada, llena
de impotente desesperación.

Era demasiado tarde
para todo.

Sentí un temblor en lo más
hondo de mi ser,
misterio, oscuridad
e interrogantes,
entendí que estaba sola.

Un dolor frío se apoderó
de mi alma
haciéndome perder 
el corazón.

Y caí....


Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

viernes, 20 de octubre de 2017

Rencores mudos




Les costaba ponerse de acuerdo. De hecho, rara vez estaban de acuerdo. Discutían todo el tiempo y se desafiaban todos los días. Pero a pesar de sus diferencias tenían algo importante en común: estaban locos el uno por el otro.”
                                   El diario de Noah.














Un nudo en la garganta,
un nudo
que ata otro nudo.

Se esperaron 
estaciones enteras.

El viento se llevó sus palabras,
que no les devolvió
ninguna respuesta.

No volvieron a hablar
de lo que había y no había
sucedido 
para no hacerse daño,
pero, el silencio tampoco ayudó.

Se miraron sin sonreír
entre ambos un abismo,
una grieta, una herida abierta
y los dos al borde del precipicio.

Se pidieron limosna
con la mirada
y recogieron migajas
de un amor frío
y apagado.

Dejaron la puerta abierta
y en su corazón
la decisión de cerrarla
para siempre.






Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

lunes, 16 de octubre de 2017

La libertad que da el saber








No existe la libertad, sino la búsqueda de la libertad, y esa búsqueda es la que nos hace libres.


                                                                                                                                             Carlos Fuentes





Ella quiere saber,
saber, para poder olvidar,
para poder dejar atrás
culpas inútiles.

Saber para poder continuar
una vida, ahora,
paralizada por el dolor
y el miedo.

Saber para desterrar por siempre
el resentimiento, el habito, el recuerdo
y la costumbre.

Saber porqué su alma
tiene los colores del invierno
y necesita deshacer los nudos
del pasado.

Saber, entender, comprender
el porqué ya no siente nada,
y lo extraña como si estuviera
a cien años de distancia.

Saber, aunque sea aquello
que nunca querría saber.

Saber,para ser libre,
libre para hablar,
para gritar, soñar,
libre para sentir,
con el alma abierta,
llena,
sin espacios vacíos.






Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

viernes, 13 de octubre de 2017

Soñando, viviendo, durmiendo



-Los sueños son necesarios para la vida.

                               Anais Nin.









Y me tumbo,
el frío de las sabanas
que cubre mi cuerpo
me hace sentir un escalofrío.

Mis ojos se acostumbran
a una oscuridad conocida
que me abraza,
lo miro todo en silencio,
el recuerdo de tu olor
lo inunda todo.

Tengo frío,
ante mi, un horizonte
extenso, plano y lejano
como el futuro.

Mi alma asfixiada
y extenuada siente
que no puede seguir.

Ya no sonrío, tan solo
desprendo cansancio
y apatía.

Mis ojos llenos de desconcierto
ya no fijan la mirada.

Mis palabras solo tienen 
todo el desdén del mundo.

Mi corazón hecho pedazos,
roto,
como los restos de una belleza
destruida.

Mi memoria colgada
de mis nostalgias, añora
un mundo que ya no existe,
antes, lleno de alegría, ahora,
triste y desangelado,
como un nube que tapa
el sol.

Me resisto con todas 
mis fuerzas
a mi destino.

Y me duermo,
sueño con encontar
refugio entre tus brazos.









Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

viernes, 29 de septiembre de 2017

El silencio de tu nombre



Todas mis esperanzas están en mi.

                                  Terencio.











Pensé, también esto pasará, y pasó; pero dolió, escoció, fue duro y costó.

Llantos, sufrimiento, dudas, tormento, incertidumbre, nostalgia, miedo, fueron compañeros de viaje, pero, todo pasó.

Quedó la resignación.

Pasó el deseo incontrolable de querer morirme entre tus brazos, pues no entendía tu abandono, pasó la angustia de pensar en que pude fallar.

Yo no fallé, todo estaba escrito, eramos dos eslabones rotos de una cadena, no supimos leer entre lineas lo que la vida nos brindaba.
Tú escribiste el final de una mustia realidad. 

Ausente a mi dolor te llevaste cada uno de mis sueños, tu corazón se olvidó de mi. Yo, dejé de pronunciar tu nombre, dejaste de existir en mis sueños.

No fue fácil vivir de recuerdos, intentar empezar de nuevo. Maldita cordura de mi tormento que tregua no me dio.
No fue fácil encontrar el valor de volver a creer.

Pero un día, el cielo amaneció soleado, ninguna nube apareció en el cielo, la oscuridad dio paso a la luz, me aferré al olvido y pude mirar atrás sin sentir pena ni dolor.
Entonces pude seguir, nuestros destinos empezaban a alejarse. Jugué a olvidar lo que perdimos, dejé que mis lágrimas aprendieran a sonreír y como la memoria es caprichosa, cuando me ganaba la añoranza pensaba...

¿Cuanto de mi
quedó en ti?

Volvió a ser abril, se acabaron todas las preguntas sin respuestas. Y así fue como encontré la luz del sol.




Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

miércoles, 27 de septiembre de 2017

La fuerza del destino







Siempre hace falta un golpe de locura para desafiar al destino.

                                            Marguerite Gourcenar




Corre sin parar
corre sin mirar atrás,
dejando el peso del miedo 
a no saber que ocurrirá después
en el camino,
pues, aunque no sepas donde
te dirigen tus pasos
sabes de lo que te alejan.

Corre, tan solo buscando
silencio y calma.

Corre, dejándote arrastrar
por la fuerza del destino.

Corre, y en cada tramo
del viaje, ve dejando
los recuerdos
que son como sombras
dónde se adivina todo
sin verse nada.

Corre y borra de tu memoria
los enredos, el dolor, la decepción
y la perdida.

Para sentirte mas fuerte,
para sentirte mas valiente,
corre hasta tu último aliento.

Corre, aprende a llenar
los espacios de tu alma.

Corre, pierde la cordura
siente la locura
la pasión por la vida.

Corre, todo lo bueno
te espera.




Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

martes, 19 de septiembre de 2017

El principio de un final

El amor es el emblema de la eternidad: confunde la noción del tiempo; borra toda la memoria de un comienzo, todo el temor de un final.



                                               Germaine de Stael






                                                                                     


Dolor, llanto, herida,
remordimiento, miedo, 
tensión.

Locura, pasado, mentira,
futuro imperfecto,
oscuridad, frío,
desasosiego.

Debilidad, vacio
y soledad.

Deseo perdido
y muchos sueños rotos.

Inquietud, tortura,
destrucción,
dudas, temor...

Y aún así
Amor

Tu único y verdadero
Amor.










Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

sábado, 16 de septiembre de 2017

Una vez será



"La magia más poderosa de todas, amor verdadero"

                                          Érase una vez.












Algún día, cogeré un tren dirección a tu casa.

Llegaré una tarde de invierno, de esas tranquilas y soñadoras que tanto te gustan. Esperaré al anochecer para tocar a tu puerta, no me importará que cuando llegue, estés dormida, y si no me abres, subiré por tu ventana para a hurtadillas, colarme en tu cama y rozar tu cuerpo. 

Te despertaré muy despacito, con caricias que iré inventando mientras recorro tu piel, y al mirarnos, nuestros ojos brillaran como centellas y ambos sabremos que todo podrá pasar.

Me regalarás una sonrisa soñadora , encantadora y perezosa, entonces yo, te estrecharé entre mis brazos y te ofreceré millones de estrellas y una luna bien bonita.

En una alfombra de flores, recorreré tu cuerpo entero y con nuestra pasión incendiaremos la noche. Me ahogaré en el mar de tus ojos, me beberé la humedad de tus lágrimas, nos besaremos con ansia. Pronunciaré tu nombre una y otra vez y te abrazaré muy muy fuerte para sentir tu calidez e inocencia.

Respirare tu aliento cálido, penetraré en tu interior a través de tu mirada para llegar a tu corazón. Ni tus palabras, ni tu sensatez, lograran detenerme. 

Se producirá un silencio, y por mi cabeza cruzará un pensamiento fugaz, que de de pronto necesitará manifestarse.

-Y yo a ti 
¿por qué te quiero tanto?

Una mirada furtiva tuya, una sonrisa cómplice de los dos, y nuestros destinos que comienzan a rimar.

Te escribiré un poema, tú lo leerás en voz alta, o mejor, en un susurro ,que queda más bonito. Iremos tejiendo palabras en el silencio. Y cuando tus ojos se vayan cerrando vencidos por el sueño, te acunaré en mi pecho y te diré al oído:

-Duerme tranquila,
ya no estas sola.

Así, te dormirás, con pensamientos llenos de ternura, y todo lo mio, quedará en ti, para siempre.




Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

lunes, 4 de septiembre de 2017

Compromiso




¿Qué podía hacer a dos personas prometerse mutuamente pasar juntos cada día del resto de sus vidas? Ah, ya sé. Era una cosa llamada amor. Una simple palabra: Amor

                                        Cecelia Ahern





En la esquina del Pecado,
mira que fino hila el destino,
la Virgen de la Cariá,
penitencia te podrá,
por el beso
que sin verguenza
me has robaó.

Que aunque venial,
falta es,
pues formalmente
y ante San Felipe de Jesús
mi mano a mi pare
no has pedido
y bendecía nuestra unión
no está...

Y después de un beso
entre promesas y jugescas
una caricia querrás,
un arrechucho conseguiras
con palabritas de amor.

Más tarde, un no se qué
me sube por aquí,
 !uy que caló,  jesús!
y después que una, 
con los sentíos
nublaos  perdiá está,
ni  todos los santos 
del cielo la pueden salvar.
Que ya se sabe
al pasar por el rio
!Ay santito mío!;
pero ya pasado,
santo olvidado,
y si te he visto 
no me acuerdo.

Así que, sí mis quereres
ansias,
de punta en blanco
a los doce en punto
en el altar 
de la Iglesia del Espíritu Santo,
me esperas,
bajo palio
 gallardo y altanero 
 y tras tu juramento
todos mis besos
te entrego.









Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

sábado, 2 de septiembre de 2017

El sinsentido de la vida



¿Qué sabe el pez del agua donde nada toda su vida?.

                                                
                                       Albert Einstein












A veces, da miedo pensar como la vida nos enreda para hacer que dejemos de creer en el destino.

Como te enseña, a vaciar los recuerdos para guardarlos en el baúl de la memoria, pero, ¿hasta cuánto puede diluirse un recuerdo?
Lo hace sin avisar, descolocando tus días, tus principios, deteniendo el tiempo, volviéndolo todo frío y oscuro, profundo e insondable, para que dejemos de creer en los sueños.

Te hace creer que ya nada importa, porque ya nada puede ser posible, todo es ausencia, has extraviado la estela de tu presente y solo puedes buscar la manera de que la vida continué y no se detenga, aún sintiendo que la esperanza a dado paso a la resignación, para darlo todo por perdido, pues nada es casual y a veces, es mejor no comprender el sentido de la vida.

Cuando el corazón se queda colgado de las nostalgias tan solo nos queda la fuerza, para reunir el coraje de continuar el viaje, sin tiempo para echar la vista atrás, llenos de valentía, aún teniendo el alma hecha pedazos y el miedo atenazando cada musculo de nuestro cuerpo, y nuestra razón herida.

Entonces, te dejas mecer con estremecimiento y te agarras con arrojo a esa fuerza deseando volver a sentir que sigues vivo.

Te vas desprendiendo del dolor, y te agarras todo lo que te hace creer que a veces suceden cosas, que ocurren aunque cueste creerlas, cosas que se llaman magia.

En ese momento de sinsentido, donde todo gira, donde crees que vas a desfallecer, donde sientes que vas a caer y que nadie podrá recoger tus pedacitos rotos, paras, respiras, te regalas unos segundos de calma, lo haces guiado por tu corazón y.... Continuas.






Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 20 de agosto de 2017

Saor an-asgaidh (Libre)


"Nos miramos a los ojos.
 Profundamente.
Me vio el alma.
   
                                    Desconozco autor.











Yo iba por el mundo 
a tientas, 
con los ojos cegados,
por la pena de un adiós.

Él me ofreció sus manos
para que pudiera desprenderme
del dolor.

Me acurrucó entre sus brazos,
notando,
como brotaban mis lágrimas tibias,
las dejó escapar; 
me dijo que fuera libre.

Se deslizaron por su pecho,
recorrieron su vientre,
se perdieron por sus piernas
y fueron cayendo,
formando un charquito
lleno de momentos de vida
junto a sus pies.

Y de pronto todo se volvió
sencillo,
todo en su cabeza
comenzó a ordenarse 
y supo que pordría
volver a sentir y recuperar
la sonrisa perdida.







Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

sábado, 12 de agosto de 2017

Tempestas



Yo no nací sino para quereos
mi alma os ha cortado su medida
por hábito del alma misma os quiero
cuanto tengo confieso yo de veros
por vos nací, por vos tengo la vida

por vos he de morir y por vos muero.

                              Sole Gimenez.













Al abrir la puerta y traspasar el umbral de la puerta, se le quebró la mirada. Todo permanecía en el mismo lugar, todo salvo su corazón, que se había convertido en cenizas.

En la luna llena, el reflejo de toda la soledad del mundo; tan solo deseaba  que el olvido la alcanzase. 

Desde el jardín llegaba su perfume, a cedro, a castaño, a madera vieja, a canela y limón.  Las lamparas de la habitación seguían encendidas, decidió apagarlas. La luz de la luna se coló a chorros tras las cortinas iluminando con un halo mágico la estancia. Respiro hondo su perfume sobrevolaba la habitación, envolviéndola de nostalgia, en el espejo el reflejo de sus ojos llenos de tristeza.

A medio camino entre la realidad y el deseo, le pareció escuchar que la llamaba, se tapó los oídos con sus manos, no quería escuchar los ecos del pasado, palabras sin sentido ni sonido. Se quedó quieta, muy quieta, sus propios pensamientos le impidieron escuchar que la tormenta avanzaba y amenazaba con descargar con furia, el viento arreciaba bajo la bahía, el mar embravecido rugía con rabia.
La luna se fue ocultando, velos de nubes negras cubrieron el cielo, la lluvia empapaba el jardín y un trueno rompió la noche.

No podía moverse, no podía hablar, tampoco tenía con quién, seguía quieta, parada ante el espejo, aunque hubiera podido moverse no lo habría conseguido, estaba perdida en un mal sueño.

Un terrible dolor le aprisionaba el corazón, le costaba respirar, se estaba ahogando en su tristeza.

Abrió los ojos al tiempo que la tormenta rugía con más fuerza, en sus ojos, descargaba un diluvio. Entrada y saliva, porvenir y pasado, lo viejo y lo nuevo, fueron recorriendo su rostro, su boca, su cuello, sus pechos, bajó despacio por su vientre, a la vez que su deseo se escurría por las manos recorriendo su cuerpo.

Abrió los ojos, un rayo cruzó el cielo, cerró de nuevo los ojos y cientos de fantasías embrujadas se apoderaron de ella.
Un suspiro, un gemido.
Un largo silencio.
Y después, la calma,
el equilibro.





Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

martes, 1 de agosto de 2017

Pahaliah



Que acaso no existan los ángeles, pero que hay gente que podrían ser ángeles...

                                                  David Foster Wallace










Todo lo que tenía
que pasar
ya estaba escrito
antes de que sucediera.

Bendito destino.

Como un Ángel de luz,
ángel de redención,
protección y refugio,
siempre venías conmigo.

Te convertiste en mi credo
y jamás pude renunciar
a esa fe,
no fui capaz ,
solo así me sentí
a salvo.
pues tu compañía
anulaba mis miedos.

Estar contigo 
era como
levantar el vuelo
y alcanzar lo imposible.

Al abrazarme,
mi alma dejaba
de sentirse
a la intemperie.

La vida me puso
junto a ti,
mi Pahaliah,
mi ángel en la tierra,
luz de mi sombra,
agua para mi fuego,
mi brújula,
que marca mi destino.





Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com